¿Se puede trabajar el mindfulness con niños pequeños?... ¡Claro que sí! Participa en la formación online Mindfulness en Educación Infantil para educadores y familiares de niños de 1 a 6 años.

A parte de ser una manera ideal de reducir los residuos de alimentos, esta receta es súper nutritiva y deliciosa. Depurativa y energizante, como todas las recetas que incluyen semillas licuadas. Y sencilla, cómo no.

Receta leche de melón

Necesitarás:

• las semillas de un melón, aproximadamente una taza
• 1 litro de agua hervida a temperatura ambiente
• unas gotas de estevia

Método de preparación:

En un recipiente de cerámica o vidrio, pon en remojo durante la noche (o durante 8 horas) las semillas sobrantes de un melón. Sólo añade agua hasta cubrir las semillas. Puedes dejar la fibra de alrededor de las semillas en este remojo, también.

A día siguiente, bate las semillas y la fibra con el agua en una batidora, Usa un colador para filtrar la leche y guarda en una botella de cristal. Endulza con la estevia al gusto.

Puedes tomar esta leche en ayunas, a lo largo del día como refresco, o a la hora de merendar acompañada de algo de fruta.  Deliciosa.

¡Bon appétit!

Artículos relacionados:
Encontrarás más postres y otras recetas de Consol en su archivo de autor
La Estevia, sustituto natural del azúcar

Escrito por Consol Rodríguez, blog: kijimunas-kitchen.net