TDAH y mindfulness, una formación online en directo para familiares y educadores. 2 sesiones de 4h en octubre de 2021. Comprender el TDAH y los beneficios de la práctica de mindfulness en su sintomatología.

El eneagrama es una útil herramienta para entender y acompañar a nuestros hijos y aliviarnos de la sensación de impotencia cuando se comportan de modo imprevisto. Elizabeth Wagele nos explica cómo usarlo en casa y en el aula.

eneagrama

¿Qué es el eneagrama?

El eneagrama es una técnica creada por Claudio Naranjo y Oscar Ichazo en la década de 1970 en la que se describen 9 tipos de personalidad básica. Todos compartimos aspectos de estos tipos, si bien hay uno que domina y es a través de este que miramos y entendemos la vida.

El eneagrama no pretende clasificar ni limitar a las personas, sino dar claves para a ser más flexibles y equilibrados trabajando en las cualidades positivas de los otros tipos. Se trata de un instrumento de autoconocimiento que nos explica cómo nos relacionamos con los demás y que nos permite reconocer nuestros dones, habilidades y encontrar la confianza propia.

Niñ@s y eneagrama

Además de las enseñanzas del entorno familiar, social y cultural todos nacemos con tendencias innatas que nos predisponen al orden/desorden, sensibilidad/insensibilidad, pasividad/agresividad…

Los niños experimentan constantemente con nuevas formas de comportamiento, más allá de su predisposición; no podemos determinar una tipología hasta el inicio de la edad adulta pero si podemos ver el «estilo» de personalidad que el niño utiliza en cada momento de su crecimiento:

1- Perfeccionista, quiere que las cosas estén bien.
2- Auxiliador, quiere gustar.
3- Ganador, quiere hacer las cosas bien.
4- Romántico, se centra en sus sentimientos, preocupado por el sufrimiento y la belleza.
5- Observador, es curioso y quiere comprenderlo todo.
6- Interrogador, busca la seguridad.
7- Aventurero, va tras la novedad y la diversión.
8- Asertivo, es fuerte y enérgico.
9- Pacificador, quiere estar contento y evitar conflictos.

Normalmente los adultos ven la vida desde un solo ángulo y no siempre saben apreciar los dones de los otros tipos. Por ejemplo una madre o un maestro perfeccionista valorarán especialmente la bondad y el orden; si están en equilibrio, también valorarán y apoyar los talentos como la imaginación o la curiosidad aunque no los compartan, sin entrar en juicios ni calificativos limitantes.

Actuar responsablemente como madres, padres o docentes depende en mucho de observar y darnos cuenta de cómo son y qué necesitan los niños y niñas y en este sentido el eneagrama nos ayuda a entender como se experimentan a si mismos. Aplicado a nosotros mismos, nos enseñará a abrirnos y aceptar otras maneras de ver el mundo y de comportarse ante las circunstancias de la vida.

Sobre Elizabeth Wagele

Además de experta en eneagrama, Elizabeth Wagele es ilustradora, música y madre. Una madre que se dio cuenta que el amor y la dedicación a los hijos no es sinónimos de relaciones armoniosas y compatibilidad de caracteres.

«Con frecuencia nos quejamos de que los niños no siguen el rumbo que querríamos. Como no escogemos las personalidades de nuestros chiquillos, a menudo tratamos de forzarlas. Debemos aprender a adaptarnos a ellos y estimularlos a que sigan sus propios rumbos»

«Eneagrama para padres y educadores. Nueve tipos de niños y cómo educarlos satisfactoriamente»
Elizabeth Wagele
Narcea ediciones
ISBN 978-84-277-7471-7
PVP recomendado 17,50€

Artículos relacionados:
Entrevista a Claudio Naranjo, Claudio Naranjo con Eduardo Punset
Documental La educación prohibida
Entrevista a Eline Snel, «¿Mi consejo a los padres? ¡Escucha, escucha, escucha a tus hijos!»